Directrices para la asignación del ISBN a los libros electrónicos

Sobre los ISBN y las publicaciones electrónicas

El ISBN no es sólo para los libros impresos; de hecho no tiene importancia en qué medio está disponible una publicación. Siempre que esté basada en texto, disponible para el público y sea una publicación unitaria (no seriada), se le puede asignar un ISBN. El ISBN debe usarse para identificar cada publicación electrónica diferente (incluidas las aplicaciones para aparatos móviles (app)) y a continuación se dan pautas para aplicar lo anterior.

¿Qué es una publicación electrónica diferenciada?

Con el fin de llegar al mercado más amplio posible, un editor o un canal de venta pueden tener disponible un determinado libro electrónico como un producto con múltiples opciones. Aunque el contenido editorial sea el mismo, si se requiere un determinado aparato o programa para leer el libro electrónico, o si se suministra diferentes funcionalidades de uso (como copia, impresión, préstamo, etc.), cada vez que estos factores cambian, nos encontramos con un producto distinto. Cada producto distinto que esté disponible debe ser identificado con su propio ISBN y es una publicación diferenciada. Por tanto, una publicación diferenciada se define normalmente como una combinación de formato de fichero y programa de gestión de derechos digitales (DRM).

¿Qué pasa si los libros electrónicos están todos en el mismo formato (como EPUB)?

Si las diferentes versiones del mismo formato utilizan el mismo programa DRM (por ejemplo, Adobe AC54), con sustancialmente los mismos parámetros y son interoperables sobre diferentes aparatos o programas, en ese caso se puede utilizar un único ISBN. Sin embargo, si el mismo programa DRM se utiliza en dos versiones con parámetros significativamente diferentes (por ejemplo, uno permite imprimir y el otro no), entonces cada versión debe tener su propio ISBN diferente.

Si se asignan ISBN y se usa un DRM propietario que vincula una versión a una plataforma específica, a un aparato específico o a un programa específico, se deben utilizar diferentes ISBN para cada una de dichas versiones.

¿Cómo hacer con los “ficheros maestros”?

A menudo los editores proporcionan un único fichero maestro a un servicio de conversión pero es posible que no siempre especifique las diferentes combinaciones de formato de fichero y de DRM que el servicio de conversión debe proporcionar a los canales de venta. A menos que también esté disponible para el público en exactamente el mismo formato que el fichero maestro (es decir: sin alterar el fichero maestro y sin aplicar ningún  DRM), no se debe asignar un ISBN al fichero maestro. Sin embargo, se deben asignar diferentes ISBN a cada versión que se genere por parte del servicio de conversión. Si su sistema informático requiere un ISBN para identificar el fichero maestro, debe mantenerlo como un mero identificador interno para evitar la posibilidad de que varias versiones diferentes lleven el mismo ISBN.

¿Y los formatos propietarios (como Amazon Kindle)?

Algunos canales de venta son los proveedores exclusivos de un libro electrónico en un formato propietario que sólo puede comprarse en su sitio web. Un ejemplo es el formato de libro electrónico Kindle que sólo está disponible en Amazon. En este caso particular, dado que solamente hay una fuente de suministro, el canal de venta no necesita un ISBN por lo que no es necesario que el editor asigne un ISBN a esa versión específica. Los editores pueden asignar un ISBN si lo desean; por ejemplo, si les es útil para sus propios fines o si quieren que esa versión figure en bases de datos de libros electrónicos a la venta de terceros. Ya que esas plataforma no son por lo general interoperables, si se asignan ISBN deben ser únicos para cada versión para evitar problemas de identificación si dichas versiones van a estar luego disponibles a través de terceros.

¿Y si los editores no asignan ISBN diferenciados a cada versión?

Los editores deben proporcionar a sus servicios de conversión todos los ISBN que necesiten para identificar a cada una de las versiones que generen. SI un editor no proporciona ISBN a los intermediarios con ese fin entonces, como último recurso, los intermediarios pueden asignar sus propios ISBN. Las agencias del ISBN suministrarán prefijos ISBN a los intermediarios con tal fin. En un caso así, los ISBN y los metadatos relacionados se deben comunicar a los editores y a la agencia nacional del ISBN o a otras agencias bibliográficas.

Hay que destacar que la asignación de un ISBN no tiene ninguna incidencia en los derechos de propiedad intelectual.

¿Y si los aparatos lectores de libros electrónicos no soportan diferentes características como tamaño de letra, texto a voz, marcapáginas, color, etc.? ¿Cómo afecta eso a la asignación de los ISBN?

Aunque el contenido, el formato del fichero y las limitaciones de uso del DRM los establece el editor o el intermediario para cada libro electrónico específico y se le entregan así al usuario, puede que la experiencia del usuario varíe según el aparato o el programa del usuario. Cuando esas variaciones sean el resultado de las limitaciones de la capacidad del aparato o del programa utilizado para leer el libro electrónico, eso no debe influir en la asignación del ISBN. Se puede usar el mismo ISBN ya que se está entregando siempre el mismo producto.

Tenga en cuenta que el suministro de imágenes monocromas o en color en diferentes publicaciones electrónicas destinadas a aparatos monocromos o que soportan el color constituyen un cambio de contenido y, por tanto, de ISBN. Pero si se suministran imágenes en color pero un aparato solo las puede mostrar en monocromo, ese es simplemente una limitación y no debe implicar un segundo ISBN.

¿Y los libros electrónicos mejoraados?

Cuando un libro electrónico está disponible en formato mejorado e incluye audio, vídeo u otro contenido adicional, se le asigna un ISBN. SI el libro también está disponible por separado sin esos elementos extra, se trata de productos diferentes y, por tanto, deben llevar ISBN distintos.

¿Pueden las “apps” de libros electrónicos (como las aplicaciones para iPhone, Android etc.) llevar ISBN?

Sí, siempre que el contenido sea principalmente textual. Una app de libro electrónico es simplemente una combinación de texto y otros contenidos y de programas. Si el elemento del programa cambia (si, por ejemplo, hay versiones para diferentes sistemas operativos), cada versión debe llevar un ISBN diferente. Si la app sólo está disponible en una única fuente puede que no sea necesario un ISBN.

¿Qué pasa con los diferentes tipos de DRM?

Es posible que un libro electrónico esté disponible al mismo tiempo sin ningún DRM o con un DRM “social”. SI la versión con el DRM “social” no interfiere de manera significativa la experiencia del usuario, no implica ninguna restricción para el usuario y es transparente para él, en ese caso, no se necesita asignar un ISBN diferente del de la versión sin ningún DRM. En todo caso, si los diferentes tipos de DRM se utilizan para imponer restricciones o habilitar/deshabilitar determinadas funcionalidades, se debe signar un ISBN diferente.

¿Hay algún sistema normalizado para describir los diferentes formatos de producto y las características de los DRM?

ONIX for Books es la norma internacional para representar y comunicar la información de producto de la industria del libro en formato electrónico. La última versión, 3.0, ha mejorado la gestión de las publicaciones digitales y proporciona estructuras para describir los detalles del formato de producto y las limitaciones de uso de los DRM. Incluso si no utiliza ONIX, puede usar esos códigos normalizados para describir los detalles del formato de producto y las limitaciones de uso  que están incluidos en las secciones correspondientes de las listas de códigos (Protección técnica de publicación digital, listas 144-147; Tipo del contenido del producto, lista 81; Detalle del formato del producto, lista 175).

Hay más información sobre ONIX for Books 3.0 y las listas de códigos en EDItEUR.

¿Cómo pueden las diferentes versiones de un libro electrónico relacionarse entre sí?

El ISTC (International Standard Text Code) es un nuevo identificador ISO que identifica el contenido textual de un libro y es por tanto compartido por todas las manifestaciones físicas y electrónicas del mismo título. La asignación del ISTC puede facilitar la vinculación de todas las versiones y, con la ayuda de un elemento de filtrado como el formato de producto, puede ser también utilizado para vincular todas las versiones electrónicas. Algunos sistemas utilizan ya un identificador interno para “obra” que proporciona esta funcionalidad pero que no puede ser utilizado en la cadena de suministro.

Tenga en cuenta que la implementación del ISTC puede soportar metadatos heredados del nivel “obra” al nivel “manifestación” y puede evitar el tener que teclear de nuevo.

Hay más información sobre el ISTC en International ISTC Agency.